Gestión de Marcas

Dentro de su empresa no puede faltar nuestro servicio de Branding o Gestión de Marca, a cargo de nuestros profesionales altamente cualificados.

El Branding o Gestión de la Marca es el arte-ciencia-disciplina que nace de la necesidad de manejar conceptos estratégicos más perdurables que las propias campañas de comunicación. Una marca es un activo para cualquier empresa. La marca es un concepto, una idea, una percepción del producto. La marca es un nombre, un término, un signo, un símbolo, un diseño o una combinación de todos ellos, que intenta identificar bienes y servicios y diferenciarlos de sus competidores. No obstante, esta definición puede resultar incompleta a tenor del papel que juegan hoy en día las marcas. Actualmente, las marcas son utilizadas por vendedores y fabricantes como herramienta de marketing para lograr la confianza de los consumidores y alcanzar así, sus objetivos de ventas y ganancias.

¿Para qué... ?


La importancia de la marca viene determinada, en gran medida, por los beneficios que aporta a consumidores, fabricantes y vendedores:

  • La marca aumenta la eficiencia de la compra. Transmite información sobre el producto y sus características, y permite la identificación de los artículos deseados.
  • Proporciona una mayor consistencia a la calidad del producto. Una marca representa fundamentalmente una promesa de satisfacción para los consumidores.
  • Facilita la introducción de nuevos productos del fabricante.
  • Permite diferenciar productos respecto a sus competidores y se convierte en un soporte publicitario clave.
  • Representa el principal activo de un fabricante.

Nuestro servicio de registro de marca otorga a la empresa el derecho exclusivo a impedir que terceros comercialicen productos idénticos o similares con la misma marca o utilizando una marca tan similar que pueda crear confusión.

Si la empresa no registra la marca, sus rivales podrían utilizar la misma marca o una tan similar que pueda confundirse para comercializar productos idénticos o similares. Si un competidor adopta una marca similar o idéntica, los consumidores podrían comprar por error el producto del competidor. Esto no sólo disminuirá las ganancias de la empresa y confundirá a sus clientes, sino que dañará su reputación e imagen, especialmente si los productos rivales son de calidad inferior.

Además, puede concederse una licencia sobre la marca a otras empresas, lo que representaría una fuente adicional de ingresos. Las marcas también pueden ser objeto de acuerdos de franquicia.

Una marca que goce de buena reputación entre los consumidores también puede emplearse para obtener financiación de instituciones financieras, que cada vez son más conscientes de que el éxito comercial de las empresas depende en gran medida de las marcas.

 

 

Con nuestro servicio de Registro de marca Europea o Comunitaria tendrá efectos en la totalidad de la Unión Europea.

Tiene carácter unitario, es decir sólo puede ser solicitada y, en su caso, concedida para todo el territorio de la Unión Europea.

DURACION DE LA PROTECCION

La marca comunitaria se concede por un periodo de 10 años contados a partir de la fecha de solicitud. El registro podrá renovarse indefinidamente por periodos sucesivos de 10 años.

Nuestro servicio de registro de Marca Internacional se encuadra en un sistema de registro de marcas para países que están acogidos a los Tratados o Convenios Internacionales del Arreglo y Protocolo de Madrid.

TRAMITACIÓN

Con el Sistema de Madrid se consigue la simplificación y unificación de trámites con objeto de obtener en cada uno de los países designados un registro con los mismos derechos y obligaciones que si se tratara de una Marca Nacional.

Con una única solicitud, se puede obtener la protección en multitud de países, pudiendo ampliarse posteriormente a otros países miembros del sistema en cualquier momento por medio de una solicitud de extensión territorial.

REQUISITOS

Para poder solicitar una Marca Internacional ante la OEPM es obligatorio tener una Marca Nacional española con las siguientes particularidades:

- Para designar países parte en el Protocolo basta una solicitud de base española, es decir, tener meramente solicitada una Marca en España

- Para designar países parte en el Arreglo es necesario que la Marca española esté ya registrada (concedida).

La Marca Internacional debe tener idéntico titular, idéntico distintivo e idénticos productos o servicios que estén incluidos entre los solicitados o concedidos en la Marca Nacional

También puede ser objeto de extensión territorial como Marca Internacional, una Marca Comunitaria.

DURACION DE LA PROTECCIÓN

La Marca Internacional se registra por un periodo de 10 años, pudiendo renovarse por periodos sucesivos de 10 años.